El ensayo

Anuncios

45 respuestas a El ensayo

  1. Marisa Garrido dijo:

    ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?

    Deberíamos actuar siempre con total libertad si tenemos en cuenta hasta dónde llega esta y si no pensamos que la libertad es hacer lo que uno quiera sin tener en cuenta las consecuencias que nuestros actos pueden tener para los demás.
    Las personas, por el simple hecho de ser personas, debemos tener unos pilares básicos arraigados, y uno de ellos es vivir respetando.
    A menudo resulta complicado actuar pensando en lo que nos rodea de manera innata, por lo que seguir las normas establecidas está bien.
    En realidad no creo que una de las dos opciones que se dan en la pregunta sea la respuesta correcta. No hay una respuesta correcta. Actúa sin hacer daño a nada ni a nadie, da igual que sea de manera totalmente libre o sea apoyándote en las normas.
    Nadie debería sentirse cohibido por actuar guiándose en una conducta social. Las normas no están hechas para hacer daño a nadie, por lo que si una persona se guía por ellas debería actuar correctamente y sentirse bien.

  2. Gracias Marisa por tu reflexión, estoy de acuerdo contigo, la respuesta está quizá en un punto medio, “in media res”. Somos animales sociales y vivimos en sociedad por lo que las normas se crean para una correcta convivencia, sin embargo, también creo que el hombre es instinto y a veces actúa bajo su dominio, como un animal primitivo en este caso, y no atendemos a la razón ni a la norma y esto también nos hace libres y seres más palpitantes.

    Estupenda tu reflexión, estructura y léxico utilizado.
    Cristina.

  3. Natalia Martínez dijo:

    ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?

    Yo considero que es la conducta social y la educación recibida la que nos lleva a actuar como actuamos. Aunque es cierto que en ocasiones nos dejamos llevar por nuestros instintos, debemos recordar siempre que somos seres racionales, lo cual nos permite reconocer y reparar nuestros errores.
    A mi manera de entender ningunas de las dos opciones dadas son las correctas, sino que deberíamos encontrar un punto medio entre las dos.
    Pero al final es la sociedad, la educación recibida y nuestro propio raciocinio lo que nos impone como debemos actuar en cada momento.
    A todo el mundo nos gustaría dejarnos llevar por nuestros instintos, pero entonces la sociedad sería un caos, ya que cada cual actuaría nada mas pensando en sí mismo y sin pensar en los demás.

    • Gracias por tus lineas, Natalia-
      es cierto, las normas sociales concilian la convivencia humana y nos hace pensar que somos ndividuos nacidos para vivir en socidad, auque a veces luchemos contra nuestra parte más impulsiva. Has intruducino el componente educacional como sistema que regula y organiza las habilidades sociales del hombre.
      Enhorabuena, tu reflexión es clara y entendible, ordenada, característica necesaria para redactar un ensayo.
      un saludo Cristina.

  4. Teresa García dijo:

    Los seres humanos vivimos en sociedad.
    Desde muy pequeños nos educan para vivir de acuerdo a unas normas sociales y a unos principios éticos.
    Además disponemos de libertad para ejecutar nuestros actos. Esta libertad también tiene sus límites en el respeto a los demás. Nuestras actuaciones, decisiones o formas de vida, están condicionadas por el grado en que afectan a otros.
    Yo no puedo tener una actitud libre ante una cosa, si al realizarla hace daño a otras personas o influye negativamente en ellas. Tenemos que ser responsables de nuestras acciones.
    Hago uso de mi libertad, cuando las consecuencias me afectan a mí y yo las asumo.
    Pero por otra parte: ¡qué más da!… de vez en cuando no hay que pensar tanto. Hay que “echarse la manta a la cabeza” y hacer lo que nos apetece sin pensar en tantos condicionamientos sociales, el qué dirán, o el queda bien.

    • Introduces una cuestión clave: la libertad acaba donde empieza la del otro.
      Tener libertad nos hace responsables del uso de la misma.
      Genial el uso de las estrategias ensayísticas! como los ejemplos y recurso referencial, así como la estructura.
      un saludo Cristina.

  5. Mónica Madorrán dijo:

    ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad?o,por el contrario¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?

    La educación es por sí misma represiva.Desde nuestra niñez es necesario que corrijan nuestros comportamiento ya que tendemos a hacer lo que nos apetece.
    Las reacciones instintivas propias de los seres vivos son controladas por nuestra inteligencia, y las “demás” inteligencias( sociedad).En este caso se daría un choque entre la libertad en el sentido absoluto de la palabra libertad y nuestra libertad que se enfrentaría a la libertad o al libre albedrío de los demás.En el centro de ambas fuerzas estaría el centro del comportamiento por las leyes que el hombre se ha dado a sí mismo.Esas leyes serían la suma de las conductas humanas a lo largo de los siglos y de la lucha por la libertad del hombre respetando la libertad de nuestros semejantes.
    – ¿Deberíamos dejar al niño hacer lo que quiere?
    Algunas corrientes educativas así lo proponían pero el resultado es la tiranía del individuo.

    • Me ha gustado mucho tu ensayo, yo misma reflexiono si es correcto muchas veces escolarizar a los niños con tres años como es usual en la educación Infantil Europea y no en la de otros países de la América anglosajona, que consideran los 6 años como edad de iniciio escolar.
      Por otro lado,puede que la educación va frenando las actitudes creativas o imaginativas, que se van reduciendo desde la niñez hasta la adolescencia y contra lo que tenemos que luchar, por ejemplo realizando textos de creación literaria como este.
      Has utilizado hábilmente los recursos ensayísticos, comillas, paréntesis y la pregunta retórica, así como has mencionado el asunto de los tipos de inteligencia. Enhorabuena.

  6. Miriam Martínez dijo:

    A mi manera de entender, no es correcta ninguna de las dos, pero si me tengo que decantar por una de ellas, es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales, ya que convivimos en sociedad.
    La conducta social te pone una serie de límites que debes cumplir. El hombre no es totalmente libre porque vive en sociedad, por ello debe seguir una serie de pautas, no debes hacer daño, ni pensar hacer daño a los que tienes a tu alrededor.
    La libertad es la que posee el ser humano de poder obrar según tu propia voluntad aunque algunas veces te guías por tus propios instintos. Estos instintos te pueden llevar a cometer errores o a acertar en lo que tú piensas.
    Por tanto, somos libres para hacer lo que pensamos y creemos oportuno en cada momento pero basándonos en las normas.

    • Gracias Miriam! Deduzco de tu ensayo una sincera reflexión y subjetividad. Valorar no hacer daño a los demas como leiv motiv vital te honra.
      Cierto es que actuar instintivamente nos puede llevar a error, pero también es verdad que los instintos en si son un tipo de inteligencia intuitiva, usada hasta por los expertos inversores en bolsa, algo que se está estudiando ahora relacionando la inteligencia intuitiva con tipos de personas más propensas a correr riesgos.
      Sigue así. Cristina.

  7. Marta Rodríguez dijo:

    ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?

    Yo creo que hay veces que actuamos por inercia y libertad sin pensar en las consecuencias que puede causar y actuamos por impulsos que al final no nos llevan a ningún sitio y puede que te arrepientas , pero también a través de la conducta social nos lleva a actuar, desde pequeños nos han enseñado unas conductas que las tenemos que poner en práctica a lo largo de nuestra vida en momentos en los cuales actúas de una manera u otra sin pensar en las consecuencias que puede conllevar y si no hubiese una conducta social en este mundo seria insoportable vivir porque cada persona actuaría a su antojo, sin conciencia, seríamos seres egoístas por el hecho de pensar en lo mejor para nosotros y sin pensar en las consecuencias que podemos causar a los demás.

    • Marta, es muy interesante la cualidad del egoísmo que has introducido en tu ensayo.
      El individualismo a veces puede ser mal orientado hacia el egoísmo, debemos sentirnos seguros de nuestro “yo” y proyectarlo positivamente hacia los demás, ya que como bien dices, no podríamos vivir en sociedad si nos dejamos llevar por actitudes egocéntricas.
      Enhorabuena.
      Cristina

  8. Elisa Okujava dijo:

    LA LIBERTAD Y LA CONDUCTA SOCIAL
    La libertad es un derecho que se reconoce en la Declaración de los Derechos Humanos y que por tanto es aplicable a todas las personas, sin excepción.
    Si se entiende que la acción humana libre es la que se mueve por los instintos entonces sí debemos guiarnos por nuestros instintos y sí debemos actuar con libertad pero siempre y cuando eso no afecte a los demás porque de esa manera estaremos echando por tierra nuestra capacidad de discernir entre el bien y el mal, que es al fin y al cabo lo que nos conduce a la libertad.
    También es cierto que vivimos en una sociedad en la que las pautas de vida nos vienen marcadas desde que nacemos y en la que nuestras acciones presentes repercuten a las futuras, porque cualquier persona deber ser consciente de las opciones que elige lo largo de su vida y de que si comete un fallo del tamaño que sea, pueda ser juzgado por él en la sociedad a la que pertenece.
    Al ser personas libres siempre tenemos varios caminos para escoger. Uno de ellos es el de dejarnos guiar por el “rebaño” (la masa) y no salirnos de él por miedo al rechazo. Si escogemos este camino no seremos libres completamente porque únicamente estaremos atados a lo que la masa nos dicta y no tendremos el poder de decidir si estamos de acuerdo o no. Otra posibilidad es aceptar las normas sociales de nuestro entorno lo que nos puede conducir a no mostrar ciertos comportamientos en público porque no creamos que sean correctos a los ojos de los demás, pero siempre manteniendo una postura alternativa al rebaño.
    Por último se nos presenta el último camino que es el de dejar de lado todas las pautas que nos muestra la sociedad en la que vivimos y centrarnos en nuestros instintos, en nuestra ideología y en la forma de vida que nosotros creemos que es la correcta sin importarnos la opinión de la gente o la repercusión que puede tener nuestro comportamiento para la sociedad o para nosotros mismos.
    El hombre es un ser social porque su supervivencia depende de su comportamiento con el resto de los seres humanos de su entorno. Dentro de que estamos “obligados” a vivir en sociedad, también existen las obligaciones que sin darnos cuenta nos creamos a nosotros mismos, como la importancia que le podemos dar a la opinión de la gente, y eso también condiciona nuestro comportamiento social.
    Todo esto puede darse en mayor o menor medida en cualquier tipo de sociedad, pero también está claro que el comportamiento de los distintos grupos variará según el poder político o religioso del país en el que vivan.

    • Felicidades Elisa, un ensayo muy trabajado, mostrando tres puntos e vista que resumen la situación. Has introducido un tema muy interesante: el relativismo moral de una conducta que depende del tipo de sociedad, ya que no todas son iguales ni se rigen por las mismas normas, aunque creo que hay cosas buenas y malas que son universales. Vivimos en un mundo en el que la mutilación sexual de las mujeres está permitida en algunos países, algo que no es un comportamiento social político o religioso, sino un crimen y una atrocidad.
      Gracias por tu refexión madura y argumentada, el léxico y coherencia estructural
      demuestran un magnífico trabajo detrás de tus palabras.
      Cristina.

  9. Cristina Lapeña dijo:

    ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?

    Se es libre cuando no se es dominado. La libertad, no es un derecho, es una cualidad que no se gana, ni nos la tienen que dar. Es algo con lo que todos nacemos y vivimos. Nuestros actos son libres cuando no afectan a los demás, pero todo cambia cuando nuestros actos tienen consecuencias. Entonces, es cuando ya la libertad se limita al tener que seguir las normas de la sociedad por el bien de todos. En mi opinión, si todos nos dejásemos arrastrar por los estímulos de la sociedad en la que vivimos, y dejásemos a un lado nuestra libertad, todo sería una locura. Porque la libertad es un don que se le da a cada persona, y por lo que puede utilizarla como quiera, con la única limitación del respeto a la libertad de los demás. Sin embargo, ahí está el problema. En nuestra sociedad es imposible no dejarse influenciar por algo, como por ejemplo: la moda. En ese juego se enfrentan la libertad y la influencia de las tendencias. Y está claro, ya sabemos que las tendencias superan a las libertades individuales que son usadas positiva o negativamente. Es lo que nos exige el propio cuerpo. Así que, definitivamente pienso que estamos muy influenciados por todo lo que nos rodea, y que la libertad de cada persona depende en gran parte de ella. Las opiniones, la apariencia, etc., desgraciadamente todo cuenta en esta controladora sociedad.

    • Cristina, tu ensayo es muy bueno!
      Has comenzado con una frase rotunda que capta la atención del lector,usando así la función conativa, una muy buena colocación de las pausas en la redacción, lo que aporta al texto el ritmo esperado de un ensayo. El uso de los verbos copulativos y los conectores diseminados correctamente. Estupendo el ejemplo como característica ensayistica y el uso de la función fática a través de los dos puntos.
      Enhorabuena, sigue así.

  10. Carmen Jiménez dijo:

    ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?

    Yo pienso que es una mezcla de las dos las que mueven nuestros actos. A todo el mundo le gustaría dejarse llevar por sus instintos y actuar libremente sin que nadie le juzgara. La libertad es una facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo cual es responsable de sus actos y eso al fin y al cabo es actuar como nos han educado, pero también la total libertad nuestra cohibiría la de otros y yo pienso que nuestra libertad se acaba donde empieza la del otro, eso es el respeto hacia el otro, un valor básico para la convivencia social. Respecto a la conducta social que rige nuestras acciones yo creo que actualmente influye mucho y el “lo que piense la gente” o “debo hacer esto porque lo hace todo el mundo” condiciona mucho nuestros actos.
    Por tanto, debemos ejercer nuestra libertad mientras no dañemos al otro e intentar no dejarnos llevar por la presión social, sino por lo que realmente creemos.

    • Muy bien organizado! Utilizando la subjetividad y la definición de libertad “la libertad es…” característica de los ensayos y de la argumentación, así como el uso de las comillas y una claridad en tus palabras.
      Introducesun matiza nuevo, la libertad no es solo hacer sino NO hacer ciertas cosas perjudiciales a los demás.
      Gracias
      Cristina

  11. Sandra Herreros dijo:

    ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?

    Entiendo personalmente que a la hora de darle un significado a los términos de instinto, lo más acertado que encuentro para definirlo es: como una pauta hereditaria de conducta innata de todos los seres vivos y que posteriormente se va modificando en el tiempo.
    Se podría decir también que el instinto es lo natural, lo que nace de la persona, cada individuo lo expresa de una manera acorde con las consecuencias de los actos en los que derivan.
    El instinto esta coaccionado por las normas, mas que nada los instintos están absorbidos por al apariencia estética que la sociedad quiere que muestres.

    Desde el momento en el que nace un individuo se incluye en la sociedad y por lo tanto se le aplican las normas y las leyes de la sociedad desde que nace hasta que muere, por lo tanto su instinto esta bajo la jurisdicción de la sociedad y no se le permite desarrollarlo en toda su plenitud.
    Así mismo, los individuos nacemos con instinto y lo vamos perfeccionando según vamos madurando hasta los límites que nos permite la sociedad.

    En conclusión, esto demuestra que la libertad coacciona al “instinto” basándonos en que “la conciencia es un instinto que nos lleva a juzgarnos a la luz de las leyes morales”.

    • Genial introducir concepto de teorías hereditarias! investigadas desde distintos punto de vista de la Psicología y la Antropología. El uso de los dos puntos y la definición como estrategía. Nuestro genotipo marca unas pautas no solo físicas sino de temperamento que nos hacen actuar de una forma detrminada, pero que es cierto que el contexto puede modificar. Interesante y mucho el concepto de estética; pautado por la sociedad o por nosotros mismos si decidimos no seguirlo y actuar libres y sin ataduras convencionales. pero la estética ( y no la moda, )en este caso,encierra un amplio y complejo entramado de valores cognitivos que ayudan al ser humano a emocionarse por un cuadro o por un verso, a apreciar el deleite contemplativo del “arrebato” éfimero de lo bello que ayuda a mejorar nuestros niveles cognitivos.
      Tu expersión y léxico usado es mágnifico, así como la redacción y las estrategias
      usadas para escribir un ensayo.
      Sigue así, Cristina.

  12. kuatrozero dijo:

    ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales? :
    Una persona nada más nacer, es un ser vivo sin formar, pero crecer y al ser educado, va cambiando poco a poco, en ese aspecto, sí que es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones, puesto que, no estaría muy bien visto por la sociedad una persona que caminase a cuatro patas, o que viviese en una cueva. Por otra parte, hay veces que si que habría que dejarse guiar por lo que nuestros instintos nos dicen, unas veces nuestros instintos animales (Ej: el saber que algo te puede hacer daño), y otras veces por nuestros “instintos” éticos (Ej: respetar a las personas, o cualquier cosa que nuestra mente nos aconseje). Hoy en día y cada vez más, la conducta de la gente se ve muy influenciada por la sociedad, y pienso que tendríamos que dar un poco de rienda suelta a nuestros instintos (dentro de unos límites), y hacer más cosas sin importarnos lo que la sociedad pueda pensar.

    • Manuel Martínez Tutor dijo:

      Cristina creo que te gustaría saber que “Kuatrozero” es Miguel Sota la razón de este seudónimo es que Miguel ya tenía aquí una cuenta y al comentar se ha nombrado como Kuatrozero automática e involuntariamente.
      Un saludo Manuel

    • Miguel, has trabajado muy bien el uso de los ejemplos, característica indispensable de los textos argumentativos, puedes integrarlos en el discurso sin marcar “ej”, ya que es función del receptor intuirlos y diferenciarlos como tales. Por otro lado, muy acertado también el uso de los paréntesis que junto a los dos puntos son marca de finción fática que ayuda a la comprensión del mensaje y facilita el canal. Así como muy bueno el inicio con interrpogación retórica.
      So good!! cuatrozero 😉

  13. Belén Toledo dijo:

    3.- ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?
    Tenemos que guiarnos por nuestros instintos y libertades hasta cierto punto, no siempre resulta ser lo mejor ya que si tú piensas que actuar así es lo correcto, los demás también lo pueden pensar, y no podríamos vivir en un mundo donde todos hicieran lo que quisiesen actuando por los instintos y sin pensar en los demás, llegaría a un punto de ser “egoísta”.
    Nuestra libertad acaba donde empieza la de otro, está bien que nos expresemos con libertad y nos dejemos llevar, pero teniendo en cuenta a los demás, no vivimos solos en el mundo existe una sociedad con leyes y la tenemos que respetar.
    También hay que tener en cuenta las leyes y derechos, que no están creados para tenerlos escritos y no cumplirlos, sino que se han creado para poder llevar una vida mejor y más llevadera entre todas las personas.
    Sí, es verdad que nos dejamos llevar por la sociedad… lo que puedan llegar a pensar o decir los demás, pero mi opinión es, que todos debemos actuar con nuestros propios pensamientos pero teniendo en cuenta la sociedad; ya que si no nos expresáramos con sentimientos, no estaríamos dando a ver nuestra verdadero ser.

  14. Belén, me gusta que menciones e introduzcas el valor de los sentimientos así como el del verdadero ser, al final es lo más importante: ser coherentes con nosotros mismos y mostras sinceridad haciendo un uso correcto de la libertad sin dañar al prójimo.
    la libertad acaba donde empiezala del otro debe de ser un apauta de vida.
    gracias por tu trabajo, tu claridad y sinceridad.
    cristina.

  15. óscar tabarez dijo:

    ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?
    No debemos guiarnos por nuestros instintos siempre , ya que nuestros instintos no son siempre los correctos,las personas que se dejan guiar siempre por sus instintos son personas compulsivas que no se paran a pensar que lo que van a hacer ara daño a alguna persona por eso antes de dejarnos guiar por nuestros instintos debemos pensar a quien afectara lo que vamos a hacer, podemos guiarnos por nuestros instintos siempre y cuando sepamos que lo que hacemos es lo correcto para no herir a nadie, debemos ser libres ya que si no tenemos libertad no nos podemos desarrollar como personas, si no tenemos libertad vivimos en un mundo en el cual no es el nuestro si no de quien nos esta quitando nuestra libertad, debemos ser libres hasta cierto punto ya que si nos nos ponemos reglas podemos acabar mal, los seres humanos actuamos según actúa la sociedad ya que pensamos que si no hacemos lo que hacen los demás nos van a mirar de diferente manera,pensamos que si no somos como los demás nos dejaran a parte y que nadie nos aceptaran y cuando comenzamos a actuar como los demás dejamos de lado nuestra personalidad y eso no debería de suceder ya que todos deberíamos actuar según somos nosotros mismos no como quiere la gente que seamos .
    yo pienso que deberíamos seguir nuestros instintos y ser libre, pero siempre siguiendo una serie de normas para no equivocarnos y optar por un buen futuro, pero lamentable mente hoy en día la gente actúa según la sociedad hacemos todo lo que en nuestro entorno se hace y miramos siempre que camino es el que mas dinero nos va a dar y no el camino que a nosotros nos gustaría elegir y con el cual estaríamos cómodos trabajando.

    • Gracias Óscar por inagurar las voces masculinas en este blog 😉
      Aportas una idea nueva a esta temática: el utilitarismo sobre nuestros objetivos vitales, al mencionar el factor económico como fin de nuestras actuaciones como individuos. el concepto de los fines o los medios que necesitamos para alcanzar estos primeros es un debate filosófico interesante que seguro abordaréis en vuestra formación académica.
      Muy bien visto. Enhorabuena (cuidadín las faltas de ortografía).
      gracias por tu sinceridad y trabajo
      Cristina

  16. nacho rodanés dijo:

    ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales? .
    Según mi opinión debería ser una mezcla de ambas porque según la que elijas puede tener consecuencias. Si te guías por tu instinto las consecuencias serán la posibilidad de estar en desacuerdo con esa conducta social que guía a muchas personas y el estar en desacuerdo con ellas conlleva, desigualdades etc. Y por otra parte si te guías por conducta social puede llevarte a un conflicto contigo mismo por traicionar tus creencias, por el mero hecho de lo que puedan pensar el conjunto social. Un problema es que cuando eres pequeño tu conducta se basa en lo social .también depende de la circunstancia en la que suceda algo, tu estado y muchos otros factores los que guían como actúes.

    • Nacho muy bien reflexionado, Haces hincapié en la eterna contradicción del individuo que se mueve entre sus propios rasgos vitales internos y la adecuación social y normativa,
      Me parece muy interesante que destaques el conflicto interno y diálogo que tenemos con nosotros mismos.
      Aunque creo que cuando somos niños somos más libres de ataduras sociales y es en la adolescencia y madurez cuando controlamos nuestra conducta amoldándonos a las normas cívicas.
      So good!
      Cristina

  17. 1-¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?

    _En mi opinion aqui tenemos dos opcciones de las que siempre tendriamos que tener una clara ,me explico: en cuanto a dejarnos llevar por nuestros intintos y actuar con libertad me parece algo fundamental que todos debemos a aprender en nuestra vida ya que defender tus opiniones y hablar y difundirlas es algo fundamental , asi de este mismo modo tambien es fundamental discutir y debatir aquellas por las que no estas deacuerdo pero siempre manteniendo la opinion del otro en todo momento y respetandola ya que es tan valida como la nuestra. Esta es la opicion por la que todos debieramos seguir .
    _En cuanto a si la conducta social dirige nuestras actuaciones, yo creo que depende de uno mismo defender lo que piensa y ni el ambiente y las creencias de la mayoria deben influenciarnos a la hora de decir nuestra opinion, ya que sera mejor o peor pero siempre sera nuestra opinion y podremos defenderla , por lo tanto se debe aprender a no dejarse llevar por lo social y centrarte en tus opiniones pero siempre con respeto a las de los demas .

    Jorge Madorran 4º ESO–A

    • Por fin un espíritu libre!
      Muy bien Jorge, has aportado un enfoque apostando por la defensa a ultranza de lo que cada uno de nosotros somos, por la difusión de nuestras ideas y la persistencia de los valores ante la sociedad cambiante. Aunque recuerda que no siempre podemos ir en contra de lo preceptivo con lo que algiunas veces se choca porque vivir siempre a contra corriente puede crear un hastío vital existencial.Me gusta tu sinceridad y tu postura y seguridad al expresar tus ideas, tu orden y estructura.
      Enhorabuena , gracias
      Cristina.

  18. Sandra López dijo:

    Creo que siempre tenemos que tener en cuenta nuestros instintos, porque nos dirán lo que en realidad queremos hacer sin importar lo que otros opinen, y es verdad que en algunos casos podremos actuar con libertad, mientras esa libertad siga las normas establecidas.
    También es verdad que la conducta social marca los pasos que debemos seguir o nos hace creer que debemos seguir para ser todos perfectos y felices. Aunque no lo crea, ya que cada persona tiene diferente forma de pensar, de actuar, en definitiva de ser. Por eso no podemos ser todos iguales.
    Pero sí, estamos siendo en gran parte “llevados” por la sociedad, por la etiqueta que te pondrán nada más verte, será por ese motivo por el que nos dejamos llevar según las opiniones de gente a la que ni siquiera conocemos, y que si nos ponemos a pensar diríamos “¿Por qué estoy actuando de una forma en la que no soy yo?, ¿qué más me da lo que diga gente que no me importa ni lo más mínimo?”.
    Por lo tanto, intentemos ser nosotros mismos, teniendo eso a lo que llamamos “personalidad”, dejando de lado opiniones, intentando ser felices pero siempre respetando unos límites.

    Estas son citas de algunos pensadores:
    •Un filósofo y escritor francés: “El hombre nace libre, responsable y sin excusas.”
    Lo que creo que quiere decir que evidentemente todos somos libres en cierto modo, sabiendo que tenemos responsabilidades
    Los que nos dejamos llevar somos nosotros mismos, lo que se podría llamar falta de personalidad o miedo al rechazo social.
    •O un dramaturgo noruego: “¿Cuál es el primer deber del hombre? La respuesta es muy breve: ser un mismo.”
    Volvemos a lo dicho anteriormente, la clave, ser uno mismo. Aquí estarán las mayores posibilidades de ser felices.

  19. Estoy de acuero contigo, la finalidad última del individuo es ser feliz, simple y sin retoricismos lingüísticos, complejo y vital al mismo tiempo. Cuanto más nos parecemos a nosotros mismos y viajamos a nuestros orígenes en una eterna espiral de continuum vital, de eterno retorno vertiginoso, (entiéndase la referencia hitchcockiana a navegantes), más libres nos sentimos, por lo tanto la libertad se define en “ser”, así, redondo y bello en su amplio sentido ontológico.

    Sandra puedes integrar las citas en tu entramado argumentativo, fusionándolas en tu discurso mediante el estilo directo, indirecto o indirecto libre.
    Enhorabuena por tus aportaciones y tu capacidad crítica.
    Cristina

  20. Manuel Martínez Tutor dijo:

    ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?

    Instintos, libertad. ¿Son dos palabras que deben ir acompañadas? Para responder a esta cuestión debemos saber primero que es la libertad y hasta que punto se asemeja con los instintos, los instintos se basan en las necesidades propias. De este modo los animales los cuales carecen de razón se organizan en una sociedad jerárquica basada en el mas fuerte: los grandes se alimentan de los pequeños y toda su vida se ejecuta entorno a su capacidad de supervivencia. toda su vida es una gran prueba, y lo que se están jugando es su vida. A lo que quiero llegar con esto es que la vida basada únicamente en instinto es algo propio de seres sin capacidad de razonamiento. Claro que los seres humanos actuamos con instinto y somos libres, pero no para actuar como animales porque entonces la sociedad que conocemos se desmoronaría.
    De este modo, la conducta social rige nuestras vidas para que todos podamos convivir, de aquí el lema “Vive y deja vivir” esto quiere decir que yo puedo vivir mi vida en paz y con total libertad y de este modo y siguiendo las leyes el mundo a mi alrededor podrá hacer lo mismo. Esto me lleva a la siguiente cuestión: ¿Donde caben los instintos en nuestra sociedad? Desde mi punto de vista sencillamente no caben a lo largo de la historia los seres humanos hemos evolucionado y con nosotros nuestra inteligencia, desde los hombres prehistóricos que basaban su vida en instinto hasta nosotros que basamos nuestra vida en la razón porque con los instintos nuestra vida se basaría en como conseguir alimento y como sobrevivir da igual como solo sobrevivir. En un mundo de razón el hombre busca la supervivencia pero no de la misma forma, porque nosotros, pensamos, sabemos que esta bien y que está mal, y que debemos hacer para vivir una vida sin dañar lo que nos rodea.
    Para acabar concluiré diciendo que los instintos de supervivencia humanos hoy en día solo se ven en situaciones extremas como por ejemplo; la guerra donde los soldados en el campo de batalla tienen el objetivo personal de sobrevivir. Da igual como solo sobrevivir, matando o haciendo todo tipo de atrocidades pero el soldado que a merced de sus instintos de supervivencia pierde la parte que le diferencia de un animal su razón. Vuelve a su instinto más básico. La supervivencia si debo matar, si debo robar, etc. Para seguir vivo un día más lo haré. Esto nos aclara que siempre hemos sido y seremos animales, más inteligentes pero animales. Y una sociedad basada en esto, sobrevivir, se desmoronaría como un castillo de arena arrastrado por la marea.
    Las leyes fueron inventadas para algo. Seguir lo que dice la sociedad marca la delgada línea que separa la cordura y el equilibrio del caos y la destrucción.

    Pdt: Puede que me haya repetido en exceso sobretodo en la última parte, pero no he encontrado otra forma de exponer mi idea de que la conducta social debe regir nuestra vida de otra forma.
    Un saludo: Manuel.

    • Manuel Martínez Tutor dijo:

      Lo que quiero decir con posdata: es que no he encontrado otra forma de decirlo mejor, no que la sociedad debería regir nuestra conducta de otra forma, que es lo que puede parecer.
      Un saludo: Manuel

  21. Mariela Subirán dijo:

    ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?
    La libertad y los instintos es algo con lo que todos nacemos y a los que tendemos a hacer caso, a confiar en ellos porque desde pequeños hemos oído “la libertad es un derecho con el que se nace y que no te puede quitar nadie” y también “todo el mundo debería hacer caso de sus instintos, hay que dejarse llevar por el corazón” etc. Pero hay veces en las que la gente es demasiado libre. Me explico: la libertad es libertad hasta que afecta de forma negativa a los que te rodean. Pero luego también esta la conducta social, por la que muchos se dejan dirigir, por miedo a lo que dirán, pensarán, etc. Pero yo creo que lo mejor es, como para todo, el punto medio de las cosas, en el que eres libre, pero también piensas en los demás, no te dejas dirigir por “el que dirán”, pero respetas lo que puedan pensar, y así con todo, y tratar de crear y esculpir tu carácter, porque como dijo Aristóteles; “Nuestro carácter es el resultado de nuestra conducta”. Y con eso quiero decir que es nuestra conducta, no la de los demás.

    • Muy bien Mariela! has usado todos los recursos y características ensayísticas, las comillas y las citas de autoridad, acertádamente eligiendo a Aristóteles para sustentar tu tesis, quien defendía que el individuo es lo actúa. También veo como usas los dos puntos en tu texto, lo que facilita al lector la comprensión del mensaje, ya que como sabes debe ser claro y divulgativo. Al final, en el punto medio está la virtud.
      gracias por tu trabajp, sigue así.

  22. Genial Manuel!! Un introducción acertadísima con el recurso de la pregunta retórica, que has colocado estratégicamente posterior a los dos sustantivos palabra clave entre comas lo que produce un efecto conativo, necesario en los ensayos. El uso de los ejemplos ( guerra, prehistoria) es una de las características expositivo/argumentativas que has desgranado hábilmente, además de intertextualizar con reflexiones bélicas trabajadas con Chusma en historia. El uso de las comillas y los dos puntos y el final en el que explicitas la tesis hacen de tu texto un fragmento inductivo adecuándose a lo pretendido.
    Solo puedo decir, enhorabuena, muy buen trabajo.

  23. Irene Martínez del Barrio dijo:

    En mi opinión estas dos preguntas no deberían estar planteadas como opuestas. Si estas preguntas las planteas por separado yo te respondería a la primera que sí, pero con la segunda como una de las cosas que más nos influencia ahora mismo.
    ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos? O por el contrario ¿es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?
    Por una parte si porque no podemos estar siempre atados a hacer lo que digan o hagan los demás, y hay que tener bastante personalidad para hacer que la conducta social no sea la que dirige nuestras actuaciones.
    Pero si nos paramos a pensar en la realidad y lo que ocurre es esto mismo, debemos dejarnos guiarnos por nuestros instintos sí, pero no es lo que normalmente hacemos.
    Hoy en día, la tele, la radio, las revistas… la gente con estos medios algunos conscientemente y otros inconscientemente seguimos la conducta de famosos, gente importante para cada uno, que ya nos estan incitando a seguir su estilo de vida.
    Con todo esto no quiero decir que no tengamos que dejarnos guiarnos por nuestros instintos, sino que normalmente, debido a la época, el tiempo que nos ha tocado vivir no lo hacemos.

  24. Estoy de acuerdo contigo, las dos preguntas no plantean una actitud vital contradictoria, podemos tomar decisiones intuitivas y mantenernos bajo las normas sociales de convivencia. Otro tema es la influencia de las modas, los medios de comunicación qu epueden influir en nuestras actuaciones y que no debiera ser así, y contra eso precisamnete debemos luchar con todos nuestros instintos siendo nosotros mismos em armonía social cívica que no es lo mismo que ser vïctimas de esteriotipos sociales.
    Genial tu espíritu crítico Irene y tu sinceridad y tus ejemplos aportados sobre los medios de comunicación !,( cuidadín, las preguntas son un pretexto para crear un argumento, no para responderlas directamente, aunque ya se que lo sabes ehh 😉 )

  25. Cristina Ruiz dijo:

    ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?

    Yo creo que dejarse llevar por nuestros instintos a veces no es actuar con libertad, en muchas ocaisones te dejas llevar por tu instinto y a veces actuas en contra de tu voluntad.
    El hecho de ser personas la conductasocial dirige nuestras actuaciones vitales, ya que las personas deoendemos de los demás.
    Es complicado actuar con libertad y dejarnos llevar por nuestros instintos, ya que la sociedad sería un caos, debido a que cada persona haría lo que quisiera, creería en lo que quisiera,…, sin tener en cuenta a las demás personas.
    Según la persona y su personalidad está la respuesta.
    En mi opinión, no hace falta realizar cada una de esas cuestiones plenamente, porque puedes actuar libremente y dejarte llevar por tus instintos, y a la vez que sea la conducta social la que dirija nuestas actuaciones vitales.
    Un saludo :Cristina

  26. Lucía Sáenz dijo:

    -Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?
    Mi opinión guiarnos por nuestros instintos y actuar con libertad me parece bien, pero puede llegar arrepentimientos y causar consecuencias, y debe ser utilizada con respeto a los demás .La conducta social nos pone unas normas que hay que cumplir, que desde pequeños nos han enseñado ha cumplirlas ya que tenemos que formarnos. Pero somos libres de tomar nuestras propias decisiones de no estar de acuerdos con esas normas pero todo se puede hablar respetando. Aun así yo creo que ambas se pueden unir, ser libre y seguir tus propios instintos pero cumpliendo unas normas.

  27. Estíbaliz Gómez dijo:

    En mi opinión yo diría que somos libres para hacer lo que queramos, que esta bien eso de actuar según nuestros instintos porque eso es lo que nos define como personas, lo que somos, lo que nos gusta o lo que no , lo que pensamos etc. Pero también hay que actuar con conciencia, tampoco es cuestión de hacer lo que primero que se te pase por la cabeza, porque puede ser una locura, hay que pensar las cosas con calma, sensatez y ser optimista y realista. Pero hay que decir también que la sociedad afecta en las personas mucho, las puedes cambiar radicalmente de lo que son realmente y hacerle una persona totalmente diferente, no dejar a aquella persona espesarse como ella quiera, con lo que ella piense , no siempre las cambia radicalmente si no superficialmente algunas personas tenemos miedo a decir lo que realmente pensamos por miedo a que las otras personas actúen de manera extraña, te juzguen por tu contestación y te hagan quedar mal delante de los demás, el que te dejen en ridículo es una de las cosas que peor sientan y que lo demás se rían de ti solo por expresar tu opinión. Yo realmente no se contestar a las preguntas con toda la seguridad del mundo, porque si hay veces que la sociedad como los medios de comunicación pueden ayudarnos a darnos cuenta de los errores que podemos estar cometiendo y cambiarlos pero también hay que actuar con libertad, con seguridad en ti mismo/a, hacer lo que quieras que hacer, no lo que te digan los demás, los de mas te pueden ayudar sí, pero no te puedes dejar llevar por sus comentarios absurdos, ellos te tiene que respetar como tú respetar lo que dicen ellos. Hay que dejar llevarnos por lo que nos gusta y queramos hacer, no por lo que te digan un par de personas que igual ni saben realmente lo que te pasa.
    Yo opino que hay que hacer lo que quieras con seguridad y teniendo en cuenta que sea lo que realmente tienes que hacer y valga la pena pero también hay que dejarse guiar un poco por la sociedad, porque no puedes ir por la vida haciendo lo que te de la gana, porque soy yo, porque lo digo yo y punto, NO hay que tener en cuenta los dos aspectos, pero yo digo que cada persona tiene su personalidad y tiene que hacerla ver como ella quiera.

  28. Beatriz dijo:

    ¿Debemos dejar guiarnos por nuestros instintos y actuar siempre con libertad? o, por el contrario ¿Es la conducta social la que dirige nuestras actuaciones vitales?

    A menudo, se abusa de la palabra “libertad” confundiendo sus acepciones y sin comprender verdaderamente todo lo que ésta transmite.
    La libertad es una capacidad y un derecho con la que el ser humano nace. Permite al individuo obrar según su voluntad y regido por su responsabilidad moral y autoconciencia; lo que le convierte en responsable de sus actos.

    Ahora bien, si el hombre es libre: ¿por qué existen normas que rijan su conducta social? Aunque el hombre es un ser que nace y muere libre, también es un ser social que convive con el resto de individuos de su propia especie, por ello la sociedad humana necesita una serie de normas que permitan una convivencia positiva entre sus individuos. Esto no quiere decir que seamos menos libres, sino que simplemente es una indicación que se basa en el respeto dentro de una sociedad.
    Pero por otro lado el ser humano, no deja de ser un animal y como tal posee una serie de instintos; de vez en cuando deberíamos desatar ese lado salvaje, dejarnos guiar por pequeños impulsos que quiten monotonía a nuestra vida; siempre y cuando esos impulsos y esa libertad no lleven a perjudicar la de otro individuo, ya que nuestra libertad termina donde empieza la de otro.
    Debemos encontrar esa armonía entre la libertad personal de actuar bajo mi voluntad, sin llevarme por el egoísmo y sin perjudicar a otro individuo y la conducta social que nos marca la sociedad contemporánea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s